Un final para un curso en el que las cosas no han podido ser más diferentes. Somos conscientes de los problemas, de la enorme tragedia que se ha vivido y de las dificultades que están viviendo.
Desde el respeto, el cariño y el acompañamiento hemos intentado -con nuestras limitaciones y errores- mantener nuestras actividades transformadas a través de los medios a distancia. 
No ha sido fácil porque nuestro carácter propio -si es que existe tal cosa- se basa en el contacto, en el trabajo en grupo, en la proximidad, en la cercanía... Cosas en las antípodas de las necesidades sociales de este momento crítico.
 
Pero no renunciamos a proponer cosas, a buscar buenos momentos, sabiendo que las personas necesitamos de un cierto grado de evasión sin dejar de considerar la gravedad de lo que ha pasado, de las pérdidas, de los sacrificios personales, del miedo, de tantas cosas. Y eso es lo que os proponemos: aliviar el peso de la realidad para estar más fuertes para afrontarla. Si conseguimos haceros un poco más felices, nuestro trabajo de este curso estará justificado.
Bienvenidos y bienvenidas a nuestro Final de Curso 2019_2020 como antesala del nuevo curso que comenzaremos con más ilusión y fuerza que nunca