Conócenos

un poco de historia

consultar hemeroteca

ver memoria gráfica

Universidad Popular de Palencia
Universidad Popular de Palencia
Universidad Popular de Palencia
Universidad Popular de Palencia
63371_10151115767551456_1568783365_n.jpg
Universidad Popular de Palencia

La Asociación UPP nace en 1984 como resultado del interés de personas y  organizaciones sociales que pretenden acercar a Palencia un Proyecto de Educación  Permanente para Personas Adultas, que permita el acceso de los ciudadanos y ciudadanas a nuevos campos del conocimiento y habilidades que faciliten una mejor comprensión de lo que sucede en el mundo, desde su realidad más cercana hasta los niveles más abstractos y globales.

 

Conocen el Proyecto “Universidades Populares” y se ponen en contacto con él, para llevarlo a cabo en Palencia.

 

Desde el primer momento se ve que no es posible desarrollarlo de la misma forma que lo hacen otras Universidades Populares, aunque sí con el mismo espíritu. El resto de Universidades Populares lo desarrollan dentro del municipalismo institucional, y son los Ayuntamientos los garantes del Proyecto –patronatos, concejalías etc..-. Los responsables de Palencia tienen que constituir una Asociación  - bajo el régimen jurídico de Asociaciones-, y buscar financiación, recursos e infraestructuras para poner en marcha el Proyecto.

 

Estas características y situación se mantienen hoy en día, más 25 años después, y se ha conformado en una de nuestras señas de identidad, para lo bueno y para lo malo; lo malo, por el esfuerzo que implica buscar financiación; y lo bueno, por el fortalecimiento que supone la lucha permanente y la valoración  positiva que implica  la independencia  de actuación.

 

El 4 de marzo de 1985 abría sus aulas la Universidad Popular de Palencia con un programa de  Cursos y Talleres agrupados en tres grandes Areas: Educativa, Cultural y de Salud. 400 participantes – el doble de lo previsto- comienzan ese cuatrimestre y la andadura de la UPP, orientados por más de 20 educadores, con una dedicación limitada en cuanto al número de horas.                        

 

Casi 70 educadores y educadoras –profesores y monitores- se ocupan hoy de la tarea educativa, que atiende a más de 5.000 personas -2.200 desde la oferta directa y más de 3.000 a través de  convenios para programas concretos con las Instituciones-. 

 

El fin de  la Asociación “Universidad Popular de Palencia Rey Alfonso VIII”, según recogen sus Estatutos, es “El desarrollo y la promoción ciudadana a través de la educación y la cultura, potenciando la creación  e implantación de organismos que tiendan al desarrollo de todo tipo de actividades socioculturales”.

 

Ese organismo esencial es la Universidad Popular de Palencia, que pronto, va a tener como campo de acción no sólo a la ciudad, sino también a la provincia.

 

Recordamos aquí y ahora que Palencia capital cuenta con 80.000 habitantes y el resto de la provincia alcanza los 102.000, lo que pone de manifiesto que casi la mitad de la población es ya urbana, entre otras razones por la atracción que ejerce la ciudad sobre la provincia, que permite mantenerse a la ciudad, pero que nos habla de la clara regresión y casi despoblación de los pueblos.

 

Palencia, a mediados de los 80, sólo tiene prácticamente como referente de Educación de Adultos la educación formal que se imparte en los Centros de Personas Adultas. Y es en este momento político y social nuevo cuando surgen iniciativas de carácter social y “privado” que empiezan a actuar en este campo ( Escuelas Campesinas, centros de signo religioso, actuaciones concretas en barrios etc.).

 

La UPP, fortalecida con el Proyecto Educativo que la va a sustentar –FEUP- , inicia su actividad y la continúa hasta hoy en día, con las actualizaciones lógicas y necesarias, marcándose el siguiente gran objetivo:

 

 “Promover la participación social de los ciudadanos y ciudadanas de Palencia, condición fundamental para la profundización de la democracia y para el desarrollo educativo, social, cultural y económico de la comunidad. Participar significa, también, disponer y dominar los recursos precisos para la acción”.